Este es el secreto para alcanzar nuestras metas!


El truco para alcanzar nuestras metas, como por ejemplo viajar por el mundo

Mis padres desde muy niño implantaron una semilla en mi mente, un pensamiento y una actitud sencilla pero espectacular, esta semilla es que yo podía alcanzar cualquier cosa, propósito meta o sueño que me trazará en mi vida, siempre y cuando jamás dejara de luchar por éllo por más imposible que pareciera, que la vida siempre me iba a poner obstáculos pero que no había nada imposible para mí; y eso es todo lo que he tenido y necesitado como base en mi vida para hacer realidad todos mis enormes sueños, como por ejemplo salir a viajar por todo el mundo a bordo de una motocicleta sin tener dinero ni ningún tipo de apoyo económico de terceros.

¿Cómo lo hago?…

…Creo que mucha gente piensa que mi familia o yo tenemos mucho dinero, pero no es así, mis padres trabajan cada día para sobrevivir, les contaré un resumen de mi vida, de niño me crié en un barrio que era una invasión en la ciudad de Cali en Colombia, este barrio polvoriento y sin asfalto ni teléfono,  tenía unas 500 familias viviendo en casas hechas de madera y unas muy pocas hechas de cemento, como lo era la mía ya que mis padres trabajan duramente para que viviéramos lo mejor posible, recuerdo que aunque no todos los días había dinero para comer mi madre siempre inventaba alguna cosa para mantenernos sanos y saludables, me enseñaron a ser responsable de mis propios actos y a ser totalmente independiente en mi vida, me preparaban para que me saboreara el mundo por mis propios medios, también me inculcaron el ser honesto, respetuoso y amable; ahora de los amigos de mi infancia a muchos los han matado porque tomaron el camino incorrecto, otros han salido adelante pero han sido conformistas o sienten que no tienen oportunidad de ser más de lo que son.

Cuando salí del colegio mis padres no tenían la forma de pagarme una universidad, pero no por eso hice ese sueño a un lado y fui tras él, convirtiéndome en un profesional de la informática por mis propios medios.

Unos años después me encontraba trabajando en una gran  casa de software internacional, teniendo una vida normal y aceptable para el común, pero por qué conformarme con eso? Siempre he sido apasionado por las motos y por los viajes en ellas, así que pensé que podía salir a viajar por todo el mundo sobre una moto, pero no era millonario, eso no sería un obstáculo para para mí, pues sabía que solo debía preparar el camino hasta donde me llegaba la vista y luego a cada paso que diera, el horizonte se alejaría un poco más, de esta forma comprendí que un paso a la vez se recorrería el mundo, siempre y cuando se tomen decisiones pero sobretodo acciones esa es la clave, acciones y sacrificios.

Entendí que no debía esperar la aprobación o el apoyo de alguien para ir tras mi sueño.

Entendí que el tamaño de los sacrificios son proporcionales a los sueños.

Aprendí que para ser dueño del mundo primero debería renunciar a todo el mundo.

Aprendí que era el momento de irme sin voltear a mirar atrás.

Aprendí que la vida es muy corta como para asegurar todos nuestros pasos, en ocasiones hay que dar saltos de fe, (yo doy muchos) jajajaja.

Aprendí que el amor no es perfecto y que la felicidad es verdadera cuando es compartida.

Aprendí que de la mano de una pareja todo es doblemente posible.

Aprendí que los miedos son ajenos y no propios.

Aprendí que aún me falta mucho por aprender y cada día intento ser más humilde.

Así que un día tomé de la mano a katherine mi novia y le dije “vámonos a recorrer el mundo” ella estaba llena de miedos pero confió en mí, y aquí la tengo a mi lado trabajando de la mano, sin ella esto sería el doble de difícil y sumamente aburrido.

Nos concentramos en nuestra meta, que no era darle la vuelta al mundo, sino en arrancar a darle la vuelta al mundo, saldar y cerrar esa vida en la que llevábamos toda nuestras vidas, salir de la corriente del sistema, en pocas palabras morir en vida para nacer de nuevo invirtiendo nuestra vida en algo diferente.

Lo anterior nos tomó alrededor de dos años, dos años de duros sacrificios, y al final un último gran sacrificio: decir adiós a toda nuestra vida, familia, amigos, comodidades, trabajos estables, un techo seguro y una cama cómoda.

Y aquí estamos en el 4to mes de esta nueva vida, donde vamos viviendo el día a día.  Con el propósito de inspirar, ayudar y darles a entender a la gente que también pueden ir tras sus sueños y hacerlos realidad; también compartir lo más que podamos este viaje por todo el mundo para que la gente pueda viajar con nosotros por medio de nuestras fotos, vídeos e historias .

Estas líneas fueron escritas sentado en la silla C26 de un vuelo desde Río de Janeiro Brasil a Frankfurt Alemania, al lado de mi amor Katherine, con tan solo 100 dólares en el bolsillo, pero con el corazón lleno de sueños y muchísima voluntad.

Gracias por leernos.

Jorge y Katherine,

Equipo Klaps.