Dubái – Un Mundo De Sorpresas


Dubai… un mundo de sorpresas…

Llegamos a Dubái con 2 dolares , sin contactos, sin Simcard en el cel y sin mapa en el gps, encontramos una playa donde acampar mientras organizábamos nuestras ideas, esta es nuestra historia en Dubái….

Los primeros días no fueron nada fáciles, ya que esta palaya (la única donde se podía acampar) no contaba con ningún tipo de servicio público, ni agua, ni energía ni mucho menos baños, para ir al baño nos tocaba ir en la moto 3km hasta otra playa donde si habían servicios públicos, pero si teníamos  ganas de ir en la noche por mi parte no había problema en orinar en alguna parte donde no me vieran, pero para kathe esto no es tan fácil, tocaba buscar la forma de que ella pudiera orinar en un tarro, este tipo de cosas de vez en cuando doblegaban el espíritu de Katherine haciéndola querer en devolverse a Colombia, pero siempre nos manteníamos positivos y las cosas a partir del tercer día empezaron a cambiar…

Estábamos sentados fuera de la carpa, llegó una camioneta, el conductor nos pregunta que de donde somos, nos dice que él tiene una BMW 1200, que pertenece a un club de motos llamado Hawks y que esa noche se reunían muy cerca de allí que si queríamos ir?, le dije que claro con mucho gusto, el señor me dio indicaciones de cómo llegar y se fue. (No teníamos mapa tocaba llegar a punta de memoria).

Llegamos al punto de encuentro,  éramos los primeros, de pronto poco a poco empezaron a llegar motos Harley Davinson (solo Harley), dijimos UPSS,  además ninguno nos saludaba.

Al rato uno de ellos se nos acercó, hablamos un poco y nos presentó ante los demás, resultando ser una manada de…  …EXPECTACULARES personas, todos súper amables.

Mientras nos presentaban un señor de nombre Ahmed me pregunta si tenemos patrocinadores, a lo que le respondo que no,  él dice, ok ve mañana a esta dirección, allí queda mi taller yo te voy a regalar un servicio completo para tu moto, lo que necesite, así quedamos.

Luego nos preparamos todos para salir a dar una vuelta, rematando en una discoteca en una de las playas de Dubái, allí nos invitaron a un par de cervezas (cada una como 10 dólares) que dolor.

Al despedirnos una chica de nombre Kathy me da la mano y me dice “Para su viaje” pasándome 350 dírhams que son como (100 dólares).

Al otro día estábamos de nuevo fuera de nuestra carpa cuando se acerca otra camioneta y se baja un señor con aspecto realmente amable medio gordito, calvo y de piel blanca, él se llama Steve, Steve es de Escocia pero vive hace más de 19 años en Dubái, hablamos un poco y le pregunto si puede hacer el favor de explicarme como llegar a esa dirección del taller, a lo que él responde que con gusto nos lleva, que lo sigamos.

Llegamos al taller y Ahmed le indico a su mecánico (Ruso) de nombre Roma, que le hiciera todo lo que necesitara la moto, para resumirles nunca nos imaginamos que el taller especializado MRG Racing Garage Dubái, nos brindara totalmente gratis un servicio completo para nuestra moto:

Batería.

Rodamientos de tijera.

Bujía de iridium.

Tapa del radiador.

Cambio de aceite motor full sintético. (Más un litro para llevar).

Filtro de aceite.

Limpieza de filtro de aire.

Limpieza y lubricación de transmisión.

Limpieza de toda la moto. (Suciedad de +10 países).

Más de un 400 dólares y nosotros no pagamos ni un dólar.

La moto estuvo durante 5 días en el taller (esperando unos rodamientos), durante esos días, nuestro amigo Stive iba a nuestro camping nos llevaba comida, nos invitaba a restaurantes y nos transportaba en su camioneta del taller a la playa, “No sé quien escribe nuestro destino pero es realmente asombroso”…

Y esto apenas comienza, pónganse cómodos…

Como no teníamos acceso a internet, algunas veces íbamos hasta la otra playa donde había algo de señal gratis, allí aprovechamos para pedirle a mi amigo Juan Carlos Ríos de Colombia que descargara el mapa de Los Emiratos Árabes Unidos y me lo enviara por email, gracias a nuestro amigo Juanito tuvimos nuestro gps con mapas.

En uno de esos días vemos un mensaje en Instagram de un señor de Kuwait preguntándonos si necesitábamos ayuda, dejándonos su número de wtp.

Lo contactamos, este señor se llama Mohammed y es del motoclub Desert Riders Kuwait, le comentamos que necesitamos alguien en Dubái que nos pudiera dejar acampar en el jardín de su casa (solo necesitábamos internet y acceso a servicios públicos), me dijo que no me preocupara que un amigo de él iría a buscarnos.

Ahora les cuento que paso con esa persona, déjenme contarles un poco nuestra vida de camping en aquella playa.

A unos cuantos metros de nuestra carpa había un motor home o “casa rodante”, de unos locales (como aquí hay muchos extranjeros y así se les dice a los que son emiraties), estos locales eran todos jóvenes, ellos se volvieron nuestra familia, nos invitaban a comer, nos dejaban cargar los celulares, la pasábamos genial con ellos.

Luego de 5 días nos entregaron la moto, y estos chichos nos dicen que vamos a acampar a una playa en la otra costa del país al lado de Omán, así lo hicimos y pasamos 3 días geniales, ellos nos invitaban a comer todo el tiempo, por supuesto nuestro amigo Stive también fue.

En este lugar hice unas tomas con el drone y un policía se me acerco y me pidió que borrar todos los videos, si no fuera por mis amigos locales me hubieran quitado el drone.

Uno día se me partieron las gafas, e inmediatamente uno de mis amigos me dijo “venga conmigo” y fuimos hasta la ciudad donde me compró unas gafas totalmente nuevas de marca Ray Ban (mejor ni les digo cuanto costaron), totalmente gratis para mí. Mil gracias a Ahmund.

Regresamos a la playa de Dubái, contactamos al amigo de Mohammad de Kuwait, este señor de nombre Saleh fue hasta la playa a buscarnos, hablamos con él,  contándole que necesitábamos un lugar con servicios públicos e internet y donde armar nuestra carpa, a lo que él respondió “claro no hay ningún problema vamos para mi casa”.

(Kathe y yo nos preguntábamos de donde apareció este señor Mohammad de Kuwati), empezamos a investigar y nos dimos cuenta que nuestro gran amigo Eddy Chaverra de Colombia se había puesto a buscar contactos por estos lados para nosotros, encontrando a Desert Riders, hablándole de nosotros, de esta forma se desencadenó todo lo siguiente.(mil gracias amigo Eddy  Mr E.)

Saleh es local y es uno de los duros del moto club Dubái Riders (Grandes Viajeros, han recorrido todo Europa, áfrica y este año van para América).

Nos llevó a su enorme casa, al lado del garaje tiene una habitación con baño, ducha, aire acondicionado y hasta nos compró una pequeña nevera, nos brindó unas colchonetas y allí estuvimos durante dos semanas.

En esas dos semanas fuimos al Traverlers Festival Dubai,  aprovechamos para buscar contactos por internet, escribirle a periódicos logrando una entrevista, buscamos trabajo por internet y también publicamos en un grupo de latinos en Dubái.

Muchos colombianos se ofrecieron a ayudarnos, nos vimos con 2 de ellos Iva y Juan y todos nos invitaron a comer a un restaurante Colombiano llamado “La Hacienda” y hasta nos regalaron algo de dinero (entre todos unos 200 dólares). 

Nuestra idea era buscar trabajo por algunos meses para poder seguir viajando, ya que no podíamos salir rodando de este país, (luego les contamos esta parte).

Lo anterior se lo planteamos a todas las personas que conocíamos y todos nos decían lo siguiente:

“Los Emiratos tienen reglas muy estrictas y va ser casi imposible que consigas un trabajo de ilegal, puedes conseguir pero te toca quedarte mínimo dos años”.

En esos días recibimos una llamada de una señora de nombre Marcela diciéndonos que tiene una agencia de viajes y que nos quería ayudar,  Marcela es colombiana pero vive hace muchos años en Dubái, ella nos dice ¡que nos regala las visas para otro mes!, no lo podíamos creer pues estas visas cuestan un poco más de 240 dólares, pero que debemos salir del país para poder hacer el trámite de las nuevas visas, así que un día antes de vencerse las visas nos fuimos para el país de Omán, (eso es otra historia).

Nos preparamos para ir a la embajada de Colombia en la ciudad de Abu Dhabi a 140km de Dubái, al subirnos a la moto habían sobre el tanque 300 dírhams (como 80 dólares), Nuestro amigo Saleh los dejo allí para ir hasta la otra ciudad (no sabemos cómo agradecerle).

En la embajada nos recibió Camilo el Secretario del Embajador, muy amable nos escuchó toda nuestra historia también nos presentó al cónsul, pero dijeron que no podían hacer nada por nosotros, nos dijeron que no fuéramos a hacer ninguna “embarrada” ni quedarnos de ilegales aquí, nos tomamos un par de fotos y una patadita en el trasero y pa´ fuera… jejejeje.

Pero antes de salir de Abu Dhabi pasamos por el restaurante del hotel Sheraton donde el chef es un mexicano que nos había visto en fb y nos invitado a almorzar, así que no perdimos la ida por lo menos conocimos a nuestro amigo Froylan, comimos rico en el Sheraton y gratis jajaja.

Al regresar a Dubái fuimos a un café llamado Bikers Caffe, donde la comida es gratis para los viajeros internacionales, tomamos desayunos de 20 dólares cada uno pero totalmente gratis para nosotros.

Les contaré un poco del evento Traverlers Festival Dubai, este festival es de grandes viajeros de todo el mundo, es patrocinado por uno de los príncipes de Dubái y organizado por el gobierno, buscan en todo el mundo grandes viajeros y les pagan tiquetes hospedaje y alimentación durante los 4 días que dura el evento.

Para que tengan una idea, en este evento han estado personas como Sinwan y en este evento nos encontramos con “La Familia Viajera” y otros grandes viajeros de todo el mundo y en todo tipo de transportes ya sea en motos, aviones, camellos, a pie, en carros antiguos, en bicicleta o en barcos, También habían grandes deportistas y algunos  viajero con mucho dinero que viajan de forma muy diferente a los aventureros.

En este evento conocimos un Rider de Omán el cual al enterarse que íbamos para su país nos ofreció hospedaje y alimentación en su casa (por supuesto así lo hicimos, pero eso lo cuento en la historia de Omán).

Al finalizar el festival de viajeros, nos fuimos para Omán por algunos días mientras Marcela nos renovaba las visas, Mil gracias Marcela, con ella pueden tramitar todas las visas y paquetes turísticos wtp +971 563484241.

En Omán fueron muchas las aventuras que vivimos en los casi 2000km que recorrimos en ese país, nos pasaron muchas cosas buenas y malas. Así que pendientes de la historia de nuestras aventuras en Omán.

Regresamos a Dubái el 26 de diciembre, volvimos a la playa, acampamos durante una semana pero moviéndonos todos los días.

Por ejemplo fuimos al motoclub Hawks para saludarlos, allí un señor de nombre Zai, viendo la moto súper sucia (del viaje por Omán) me dice que la llevara un taller de un amigo de él, así lo hicimos el taller se llama RIDERS & RIDERS donde lavaron la moto, le chequearon todos los tornillos y también le instalaron una cadena nueva que nos regalaron en Omán (En la historia de ese país les cuento esa parte), ¡ha! todo gratis.

En nuestra viaje por  Omán destruimos la llanta trasera de la moto y al volver a Dubái nos reunimos con un amigo motociclista llamado Anas, en un lugar llamado Riders Caffe, aquí la comida fue gratis para nosotros y aprovechamos el internet para tramitar las visas de nuestro siguiente destino (más adelante se los revelo), Anas al ver nuestra llanta trasera tan deteriorada fue y nos compró una llanta nueva akaroo 3 que le costó casi 300 dólares (pueden creerlo?).  Sin palabras.

También fuimos los restaurantes Pollo Pollo y Totora (dos restaurantes Peruanos) pero el dueño de nombre Ali de origen Jordano casado con una peruana, amante de las motos y apasionado por la culinaria, nos invitó a comer en varias ocasiones a sus espectaculares restaurantes, que señor tan amable, les recomendamos estos dos súper restaurantes de comida Peruana en Dubái.

El  fin de año lo pasamos acampando en la playa con nuestros amigos del camper y Stive.

Los primero días de Enero volvimos a la casa de Saleh desde donde les estoy escribiendo estas palabras.

Nos salió un trabajo desarrollando una página web para una empresa de turismo www.goldentreasures-dmc.com, la desarrollamos en 4 días (ya está lista).

En uno de los encuentros de Dubái Riders conocí a un par de motociclistas que al despedirse me regalaron dos billetes de 500 dírhams (algo así como 300 dólares).

Respecto a nuestro nuevo destino ya tenemos en la mano las visas para la India y estamos buscando el transporte de la moto que según parece cuesta unos 1500 dólares (los cuales no tenemos) pero ya veremos cómo los conseguirlos.

Creo que se están preguntando ¿cuánto dinero nos han regalado?. Alrededor de 1000 dólares gracias a Dios y a todas estas personas que nos apoyan para seguir con este gran proyecto.

¿Que hemos hecho con el dinero? Una parte de ese dinero lo usamos para viajar por Omán (visas, seguro, alimentación y gasolina), también tramitamos las visas de India muy costosas y compramos un Disco Duro para hacer backup de nuestras fotos y videos. Y Aún nos queda dinero para comprar los tiquetes a India.

Los esperamos en la aventura de Omán…

Gracias por leernos y por viajar con Klaps.

Saludos.